Jínjoles

En ese ejercicio de la observación que se hace más propicio los domingos después de ordenar la casa, voy al encuentro de mis nuevos retratados. Como ya lograran antes otros especímenes, estos jínjoles me retrotraen a la mirada del pintor Alejandro Franco y me pregunto cómo serían inmortalizados por él.

A mi alcance sólo queda una cámara y la esperanza de unos cuantos ceros y unos adecuadamente combinados, de modo que los jínjoles pervivan en un archivo jpg suplantando, así, el deseo subconsciente de agarrar un pincel con los complejos de mis siete años de edad y entregarme por siempre a la acuarela.

Jínjoles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s