Ficciones y conquistas

En la capacidad de suponer se descubre la autenticidad de todo lo imaginado, pues esta determina nuestra actitud en el mundo: el desasosiego que aflora de un mal presagio, la magnificencia de una expectativa o la confusión de un sueño que se esfuma al intentar describirlo. La necesidad de generar una certeza habita en el mundo donde cualquiera de esas ideas, siquiera durante el momento en que son pensadas, se hacen posibles.

Esa inconsistencia de cuanto perseguimos y rehuimos implica una de las motivaciones más poderosas para la creación. Lo saben quienes se han enfrentado al duelo de una página en blanco, de un escenario vacío, de una visión apenas captada… en definitiva, de todo cuanto aún no ha sucedido y de todas formas nos embarga.

Y es que llegar a ver lo imaginado es un golpe en la conciencia. La ficción se reconstruye cuando el mundo rebasa nuestras figuraciones, los senderos se ramifican, adivinamos hasta dónde nos llevarán si somos capaces de imaginarlo y cuánto recordaremos de ellos con el paso del tiempo, invocando vida de la nada.

Marina Lozano Lax

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s